Blogger Template by Blogcrowds

Best viewed with Mozilla Firefox 1280 x 960

Es un servicio que me permite tener archivos en la Web. Subí algo de electrónica para probar, y porque es lo que tenía a mano. Después veo si subo más cosas.

Siéntanse a gusto de bajar a destajo lo que les interese.

Aviso: Son cosas que bajé de la Web, cosas y canciones dentro del dominio público. Si a alguien le molesta ver algo propio publicado en ese espacio y que no debería estar ahí, que pase aviso que lo bajo de la net. Si logro localizar a los músicos y pedir el respectivo permiso, lo hago antes de subirlo a la web, en este caso son canciones de electrónica que no tengo ni idea como localizarlos. Pero cuando suba más cosas, tomaré las precauciones necesarias para ir acorde a la ley.

Hoy empecé con el pié izquierdo.

Ya de entrada, en donde vive mi viejo, mi hermana y yo dormimos juntas, y no se por qué cuerno tiene que dormir con la tele prendida. Soy de esas personas que duerme en la total y absoluta oscuridad, ya donde haya una pequeña lucecita o ruidito, no duermo. Y bue, como siempre, tuve que esperar hasta que se durmiera para apagar la tele y poder dormir (eso fue como a las seis menos cuarto de la mañana).

A las 6:50 ya nos estábamos levantando, puesto que la susodicha tenía una tomografía a las 8 menos cuarto. Y como mi viejo vive lejos del centro, a levantarse tempranito. Soy también de esas personas que odian las mañanas, para lo único que las utilizo es para llegar de bailar, y para ir a la facultad, y tener así la tarde mas o menos libre. Y como entraba a clase a las diez, aproveché la levantada para ponerme a hacer cosas.

Mientras me pongo a pasar apuntes a la PC, mi madre empezó a decirme que era muy poco solidario de mi parte no haber acompañado a mi hermana a la tomografía (justo ella me viene a hablar de solidaridad, ver post anterior). O sea, a las ocho de la matina me levantaron la pata y me usaron de hidrante, por decirlo de alguna manera.

Decidí como siempre hacer caso omiso de este tipo de comentarios, por saber de antemano que por algo no estoy en casa por las mañanas.

En el medio, tengo un mini florero, el cual se cayó mojando absolutamente todos los papeles que tengo en el escritorio.

Después llegó mi hermana, contando tragicómicamente (como siempre jaja, me hace reír pila aunque sean anécdotas boludas, contadas por ella es como escuchar a Dolina), y en el medio me mordió una hormiga que salió de la nada (la muy desgraciada) como cuatro veces.

Y a los 5 minutos, Vicky se fue, y mi madre me dice “¿No me vas a preguntar como está tu tía?” (sabía que andaba bastante jodida, y me lo habían dicho ayer). Le contesté exactamente eso, a lo que me respondió que mi tía estaba casi que en coma, y que se pasaron toda la noche mamá y mis primos/as con mi tío casi de duelo. Se me quejaba de que podría haberle preguntado como anda mi tía, y cómo anda ella que es la hermana. Que soy poco solidaria.

Sabrán disculparme la vulgaridad: LA RE CONCHA DE LA LORA.

¿Alguien espera que razone algo (o coordine algo) a las 8 de la mañana (y sobre todo mal dormida)? ¿Cómo (mierda) iba a saber yo que estaba tan mal la cosa?.

A todo esto, entre lo que me preparé un mate y salí para la facultad, se me hicieron las diez y diez, por lo que llegué tarde y tuve que escuchar la clase de dos horas parada, lo que hace que ahora me duela la espalda, esté de muy mal humor, sumamente mal dormida, y triste. Y recién es mediodía. No quiero ni saber lo que me depara la tarde.

Fui al quiosco, y lei en los titulares del diario que hay crisis entre Londres y Teherán, que van a protestar por el impuesto a la renta para los jubilados… y que vuelve Liza Minelli. Literalmente, qué día de mierda no?.

Y pa colmo, está nublado como para llover.

(N. de la R.: No tenía pensado publicar esto, lo escribí en forma de catarsis y lo cambié a formato de blog por un simple hecho, con mi tía no hablábamos mucho, es más, de lo que tengo recolección de haber hablado más fue un día que me iba para afuera a veranear, y en Tres Cruces –una de las terminales de ómnibus interdepartamentales más importantes de Montevideo- el próximo ómnibus que salía demoraba una hora, entonces crucé a lo de mi tía –que vive enfrente- a charlar un rato; y tampoco hablamos mucho más de lo usual –facultad, vida cotidiana, el perro, etc.-, y el resto de las veces que nos veíamos es – o era, ya no se- para los cumpleaños. Aprendan de mis errores, y charlen bastante con esos parientes que no ven nunca, por las dudas de que no los vuelvan a ver).


Hoy en Derecho Administrativo me quedé carburando una cosa que hablé con mi vieja (si, ya sé, debería estar prestando atención, pero ¿nunca les pasó de tener algo boyando en la cabeza que como está sin resolver, hasta que no le prestan atención (o hasta que no se soluciona) no se va de ahí?).

Pasó en la Facultad, que en un grupo que no importa ni la materia ni el profesor, un profesor y una alumna se tranzaron en una pelea (no académica) en la que el profesor profirió ciertos disparates en detrimento de ésta. La chica respondió respetuosamente, pero ante la continuidad de los insultos se paró y se fue.

Como forma de solidaridad y compañerismo (y también alguno que se prendió a la movida general), el 90% de la clase salió atrás de la gurisa, como forma de protesta.

Bien, ¿hasta acá vamos bien?. Bueno, a la semana siguiente, este profesor averiguó quiénes se habían parado, y los hizo reprobar el curso. Esta acción está siendo apelada en el Consejo de Facultad y en la Asamblea de Claustro por los estudiantes.

Todo esto se lo cuento a mi madre, quien responde con esto: Que era una estupidez pararse e irse, uno se tiene que quedar sentadito, porque para poder avanzar en la carrera, hay que bancarse este tipo de abusos, porque va a pasar que toda la vida siempre haya alguien con más poder que uno y que abuse de su poder.

Ahí me entré a enojar (enojo chiquito, por ahora)

¿Por qué uno tiene que tolerar este tipo de abusos? Lo mismo daría entonces que el profesor le pegara a la alumna –porque entre la violencia moral y la violencia física hay una cachetada de diferencia- ¿hay que agachar las guampas y dejar que te pisoteen? ¿sólo para avanzar en la carrera?.

En ese momento, salté con que si me hubiera pasado a mí, hubiera hecho lo mismo (tanto como si fuera la alumna que como si fuera parte del resto que se paró y se fue), argumentó que si los que se paraban y se iban eran los mejores amigos, estaba bien, pero sino era culpa de ella que el resto perdiera el curso.

¿Qué tendrá que ver si se conocen o no las personas? Además ellos no sabían que iban a perder el curso por una arbitrariedad, sino es lo más probable que no se hubieran ido de clase.

Más que probablemente esto fue lo que me hizo salirme de las casillas, y me fui diciendo disparates a todo pulmón. Ahí mi madre me dijo que no fuera tarada, que pusiera los pies en la tierra, y que una cosa eran los principios y otra la realidad.

Si venía enajenada, este último comentario me hizo enajenarme más, porque los abusos se bancan hasta cierto límite, eso lo sabe cualquiera –aparte me asombró qué poco sentido del compañerismo tiene esta mujer-. Que no me venga a decir que en estos casos hay que hacer la vista gorda (aparte me saltó con un argumento horrible: Que cualquier abogado –si o si, pero en realidad se puede no aceptar el patrocinio de esa persona- defiende a violadores o pederastas, le dije que iba contra mis principios, a lo que me contestó que no la jodiera, que por la plata baila el mono. Además de mi cara de terror que tendría en ese momento + la bronca acumulada, me decepcionó el que mi madre piensa que no tengo valores, o que si los tengo los hago a un lado por dinero).

Me indigné/enojé/asusté/enajené tanto que me tuve que ir. Actué acorde a mis valores, y a lo que creí que era mejor (sip, estaba entre los que se pararon y se fueron). ¿Tan mal está lo que pienso? ¿Tengo que tolerar abusos de poder en la mismísima Facultad de Derecho, en donde se deberían respetar leyes y reglamentos nomás por la naturaleza de este instituto? ¿Ya nadie actúa acorde a sus valores? Aaarrgh.

Aparte, la que pierde el curso de última soy yo, la que se jode soy yo. Hay que bancarse cada cosa en esta vida... Me quedo con mi altruismo desventajoso.

(Ta, unos días después se lo conté a mi viejo, quien me dijo que él hubiera hecho lo mismo que yo si tuviera mi edad, que con la edad de él –y si sus compañeros fueran de su edad- probablemente el agredido se lanzara a piñazo limpio contra el profesor, jajajaja. Gracias a dios, alguien coherente –no favorezco la violencia, pero por lo menos se agradece un poco de sentido común-).



Al final no fuimos nada a la fiesta de Casablanca.

Pero nos decidimos a ir a Central nuevamente, dos fines de semana de electrónica de corrido era para testear la paciencia de cualquier ser humano. Igual como no es una cosa que hagamos muy seguido, fuimos.

Cuando llegamos como a las 2 AM, había un DJ tocando y cantando música electrónica en vivo. Si a eso se le podía llamar música. Según los entendidos, era una mezcla entre industrial y house. Para mí se había descompuesto una calesita.

En fin, el loco en sí se re colgaba con lo que cantaba y hacía, hablaba en un inglés extrañísimo que lo mezclaba con algo de alemán, y cuando quería hacerse entender hablaba en portugués (pensaría que acá se habla portugués, yo que se). Bueno, el asunto es que cada tanto frenaba la música, y trajo a un loco que era traductor, entonces el traductor leía una especie de poema, y ahí arrancaba la “música”.

Uno de los “poemas” era un homenaje al pato donald, que estaba dedicado a sus amigos que no creían en su música, y que era algo así:

“Pato Donald, tu eres un perro frío que vive
(yo que se) El ser humano es una vasija
Pato Donald
Amo a mi mujer
Pato Donald


Y ahí arrancaba una onda un spit del poema pero en portugués, más la música de fondo (a mi me mató cuando hacía que tocaba un platillo imaginario, pedí lo mismo que tomaba él para volar así, pero no me dieron bola).

Después siguió la música, y después vino otro poema re profundo, titulado “todos somos aguavivas” Juajajajaja.
Y siguió y siguió como hasta las 4 AM, cuando enchufó un gameboy, y empezó a hacer música con él. Tenía un estilo demasiado europeo del norte como para lo que estamos acostumbrados acá.

Lo más divertido fue que se fue este loco, y se vació Central, quedaron 10 o 20 personas, y pasaron house toda la noche. Bueno, pero por un rato no tengo ganitas de escuchar más música electrónica. Y yo renegaba de la cumbia de rancho.




Cuento toda la anécdota entera. Pero que se tenga en cuenta que la pase bárbaro igual.

Camino a la clase de ajedrez, me llama mi hermana a decirme que lo único que había para hacer era ir a la fiesta de veterinaria. Lo que fui pensando el resto del camino era “Queeee bueeenoooo, bailar cumbia ranchera toda la noche, ojalá que me pise un bondi”.

Pasé toda la clase de ajedrez, además de viendo una excelente partida entre Topalov y Kramnik (Topalov de blancas y Kramnik de negras), diciendo que ojalá me lloviera otro plan, porque no tenía motivación para ir a bailar en el medio del barro.

Llego a mi casa, y Vicky me escuchó telequinéticamente, porque le dijeron que había una Fiesta Heineken (que se hace una vez al año), y que era en El Pinar, y si tenía ganas de ir. Poco más me faltó saltar de la silla y empezar los preparativos (comer, duchita, elegir ropa –por lo general no me lleva mucho más de 10 minutos, pero de la felicidad me llevó como una hora-, etc).

Nos decidimos a eso de las 00:30 a ir a buscar la camioneta al Parque Posadas, (o sea, nos íbamos a tomar el 582 para ir para allá, pero el servicio nocturno es como a las 3 AM, por lo que nos tomamos un lindo taxi, el loco no entendía nada de porqué nos bajábamos de un taxi y nos subíamos a la camioneta).

Entonces empezamos a recoger gente, primero por Parque Batlle, Malvín, Carrasco, y después de Carrasco, empezamos a seguir a uno que sabía como llegar. Lo más divertido es que debía estar siguiendo instrucciones de Vane, que la izquierda de ella es la derecha del común de los mortales, y que desde el asiento de atrás te dice “doblá allaaaaaá (y señala el allá)”, y nunca sabes dónde es el allá.

A todo esto, en la rambla “del pinar”, nos comimos harto pozo a 80 km/h, pero no pasó nada, la camioneta (una Lada Niva modelo ruso) (porque hay polaco, ruso y no se si lituano, que son diferentes). En fin, la Ladita es una cosa especial, porque apagas la radio y se prenden las balizas o la calefacción, es medio extraña. Pero que no te deja tirado, y si chocas haces pelota al otro, es lo único que tiene de buena.

En fin, cuando llegamos (todos re ilusionados porque no fuimos a la fiesta de veterinaria), había un montón de autos estacionados (eran más o menos las 2 AM), y creo que entre todas las personas que estaban ahí sumaban 60 años ENTRE TODOS. Y yo y mis 6 amigos sumamos más o menos 120 años. Y ya que estábamos en el pinar, no íbamos a volver para atrás, así que (en el ínterin uno se encontró a otro amigo, y nos consiguió entradas) finalmente entramos.

ERAMOS 10 EN TODO EL PREDIO. Y la música electrónica era Chill Out. Para morirse. Ah, y había mesas con sillas en los flancos de la carpa. Según este amigo de mi amigo, años anteriores había gente jugando al rummy canasta, pero después se iban.

Después en esa carpa nos “echaron” con Ceratti, y fuimos a la que fue la pista de electrónica el resto de la noche. Nos habremos quedado por ahí media hora (mucha mucha electrónica me satura, sobre todo el chill out), y salí un rato para afuera, y que me encuentro: muchísima gente, yendo a la carpa de donde habíamos venido, porque estaban pasando “Provócame” de Chayanne. Si SISISI, CHAYANNE?!?!?!?!?!. Que DJ criminal.

Y ta, ahí me dije “Ta, por lo menos no es la cumbia ranchera de veterinaria, pero parece un casamiento”.

Y nos fuimos a bailar Chayanne, los Vengaboys, Acqua, Madonna “Like a prayer rmx”, entre otras.

Al rato, nos encontramos con otra gente, uno de ellos me tackleó, SISISISI, al mejor estilo rugby, y me decía “pintó tackle”, y todos repetían AAAAHHH PINTO TACKLEEEEE.

Por allá divisamos dos columnas (y gente que saltaba en el medio con arnés, elásticos, y un trampolín), y un toro mecánico (que según me enteré eran los que andaban boyando un tiempo en Kibon, y después en Trouville). Y se me dio a las seis de la matina por saltar en el coso ese (veía como la gente se hacía pelota en el toro, y no me vinieron ganitas, por eso me subí en el otro a dar volteretas).

Así transcurrió la noche, sin más vueltas, y volvíamos cantando a coro desaffinatto por la rambla del pinar la trampa y rata blanca, aparte de escuchar a los pajaritos (literalmente, en la 93.9 FM, a las siete de la mañana, pasan pajaritos por la radio).

Y ta, el sábado hay fiesta en Casablanca, pero me duele todo de nunca hacer ejercicio, así que veremos.


1) Me doy cuenta sinceramente de la cantidad de cosas que escribo, y que es imposible llevarme el read, tampoco ni doy tiempo para comentar nada, pero ta, asi funciona mi cabeza, a 2.000 km/h.

2) Que bueno que está "Eslandia" de Balerio!!! Hartamente sweet. Veanlo desde www.balerio.com.ar

3) Otra cosa que vengo escuchando es a Alvy Singer Band, tambien desde Argentina, un poco más destartalado que lo anterior, pero esta bueno igual. Tienen también una Web que tampoco me acuerdo la URL (ya me fijé: http://alvysinger.com.ar ).

4) En otro orden de cosas, viene Jethro Tull a Uruguay!!! El 19/4 van al Velódromo!! No es tan tan bueno como ver a Deep Purple en vivo, pero yo no reniego de los clásicos.

5) Y por último, pero no por ello menos importante, antes de irme a comer, comunico a los presentes y ausentes, .... que no me acuerdo que iba a decir por darle bola al msn. Después lo pondré. 21 años y ya me parece que con Alzeihmer (o como se escriba).

6) Ahhhh, si me acordé. Los que me piden las fotos que siempre prometo (tipo las de la paloma, las de las reuniones en lo de tom, o las que me habia pedido nadia, u otras) algún día las voy a postear, pero no me jodan más o convenzan a algún benefactor de que me contrate adsl. Mientras tanto, voy de a tandas, paciencia.

7) Grandes saludos desde acá, para los visitantes casuales como los recurrentes (bienvenidos si recurren, jeje).


Bueno, no se por donde empezar. Bajé a fumar un pucho al patio (son como las 3 AM) y me puse a meditar sobre los caminos que ha tomado mi vida.

Creo que el problema se da porque empiezo 10.000 actividades y no logro terminar una.

Breve reseña biográfica: Mis actividades propias –es decir, las que me fui pautando yo- empezaron a los 14 años. Como a mis 5 o 6 años vi un concierto por la tele de algo que le gustaba a mi viejo (podía ser Led Zeppelín, The Doors, pero realmente no se), y ahí empecé a prestarle atención a los instrumentos –me acuerdo de decirme a mi misma que quería ser baterista-. Pero a mis 14 años se me dio por aprender a tocar la guitarra.

Entonces empecé a tener clases con un tal Julio, cerca de casa, que lo primero que me empezó a enseñar fue solfeo. Aparte –me acuerdo como si fuera ayer-, a los 5 o 6 meses de tomar clases con este loco, el novio de mi vieja me compró una guitarra Sainchordi –creo que se escribe así-, de fabricación uruguaya, que es más chica que una guitarra acústica de tamaño normal, y que se desafinaba cada 3 acordes. Qué desilusión.

Ahí fue mi primer abandono de guitarra, pero no me di por vencida, y a los 16 retomé las clases, pero con un excelente profesor –el Chacho Sarasola- , que lo primero que hizo fue enseñarme una canción de Sabina. Eso era lo que quería yo, aprender algo que incentivara mi aprendizaje, por lo que fui mas o menos 2 años (o más) a clases con él. La Sainchordi se la regalé a una prima mía que recién empezaba en la Escuela de Música, empezó como con 8 años y ahora tiene como 13 o 14 –y ya tiene otra viola-.

Ah, me olvidé, en el medio de mi primer abandono y mi primer reenganche tuve un amorío con Juanjo (porque noviazgo a eso no se lo podía llamar), y Juanjo iba a clases con el Chacho –tenía una banda y todo-. Juan tocaba la viola, después se le dio por la batería, y ahora da clases de karate, las vueltas que da la vida.

Y después de Juanjo, vino Nico, que como se iba a vivir con el hermano a USA, me vendió la viola acústica de él por casi nada. Y salió buenísima la bicha –es que ahora tenía una viola de verdad-. Y el Nico sigue viviendo acá.

Y así anduve, y un día que fui al Punta Carretas Shopping, vi en Palacio de la Música una guitarra eléctrica negra y blanca, y ni buen la vi supe que iba a ser mía. A las dos semanas tenía a La Negra.

Y después se me dio por jugar al volleyball. Y estuve todo un año jugando al volley, pero eso también lo dejé. Porque tampoco no me incentivaba mucho el que no me dieran bola como armadora (y me pasaba discutiendo con un gordo, que resultó ser el amigo de un amigo, y terminamos haciendo fogones en Piriápolis).

Intenté después un segundo reenganche con la viola, pero no fue fructífero.

Después arranqué con el ajedrez, cosa en la que sigo. Pero me quedó por ahí esa venita musical de querer volver a tomar la guitarra y dedicarle horas a ella, y es aquí donde encontré mi encrucijada.



Es lo que me da para pensar ¿y si me hubiera dedicado a la música? (segundo pucho, 4:45 AM).

Es que siempre me va a quedar ese ¿what if?. Cuando me fui a Rocha, me iba caminando por la playa pensando en eso.

Me acordaba de la primera vez que escuché a Nicolás Ibarburu tocar la viola, que fue en la Sala Zitarrosa como invitado de Monalisa. Creo que el haber escuchado a este hiper súper músico tocar rock, hizo que me motivara / desmotivara el tocar la viola. Por un lado, lo admiro terriblemente, pero por otro lado es más que difícil llegar a donde llegó este Señor Músico. Y medio que entendí que si quería llegar a ese nivel, le iba a tener que dedicar muchísimo tiempo a la música. Sobre todo carezco de eso: tiempo.

Creo que apagué mi veta bohemia estudiando una de las carreras más yuppies que hay: Derecho.

Entré a la facultad con la idea de que esa carrera me podía abrir puertas en el mundo de las relaciones internacionales, hasta que me di cuenta de que el Derecho Internacional no era lo mío (porque el día que viva de eso, me muero de un ataque de frustración, lo mismo que si viviera de la Escribanía), y empecé a buscar variantes dentro de lo que estudiaba. Lo que más me gustó fue estudiar sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor.

Bien, pero así como lo comenté en el Blog de el Héroe d’sta película, acá en Uruguay está lleno de buenos músicos, pero muy pocos viven de eso –bah, pasa con la generalidad de los artistas-. Y entonces ¿si los artistas prácticamente no viven del arte, de que va a vivir una abogada que se especialice en eso?.

El asunto es que tendría que empezar a ponerme las pilas para finalizar algo. Debería reenganchar la música, porque es como la Twilight Zone para mí, además en estos meses es como si el destino se burlara de mi abandono: me cruzo con el Chacho, con su hija María José, con un amigo que había dejado la batería y si reengancha es para hacer algo con otra gente, mis amigos ven la viola y me dicen “dale, tocate algo” y me da vergüenza universal interpretar temas ajenos con tanto descaro.

Al ajedrez lo voy llevando, es algo que no me lleva mucho tiempo (es decir, si quisiera mejorar tendría que empezar a leer sobre ajedrez, pero no me dan los ovarios ni la paciencia). Y mi carrera la llevo a paso cansino, pero que me voy a recibir, lo voy a hacer, me lo debo a mí misma.


En cuanto a la escritura, la novela que empecé por medio del Blog, debe ser como la cuarta que empiezo.

Ya la escritura es otro cantar, escribo desde chica, he participado en concursos y he ganado alguno, logrado alguna mención, pero eso no es lo que me hace feliz de escribir (curiosamente, nunca he participado en concursos de narrativa, siempre de lírica).

No soy como esas personas que tienen una especie de “cuaderno íntimo” en la que guardan cosas que escribieron ellos (u otras personas) desde que tienen memoria.

Lo que escribo yo se me ocurre en el momento. Literalmente hablando.

Y con las novelas que empiezo, empiezan más o menos todas igual, lo que cambia es el mensaje que quiero transmitir. Mas o menos lo que pasa con mi vida, catarciso emociones por medio de diferentes actividades que nunca termino. Me pasa también que nunca releo lo que escribo, porque si lo releo lo termino rescribiendo de principio a fin.

Lo más curioso es que siempre ubico mis novelas en la narrativa épica, de aquéllas que tienen grandes héroes, grandes amistades, un amor de película, impresionantes batallas de caballeros de armadura reluciente y corceles blancos.

Si fuera bohemia, le podría dedicar mucho más tiempo a todas estas actividades, pero es el caso que por lo dicho anteriormente de que nadie vive del arte, voy a intentar vivir de mis otros ideales morales.

Bue, me voy a dormir, ya filosofé lo necesario como para que me diera sueño. Interesante es que nadie lee los posts kilométricos. Mmmhhh, da pa pensarlo.

Thank god you don't write/read in spanish, 'cause you'll get to see what's even written in here.

But if someone comments that would like to read some of this in english, i'll be glad to publish in english too.

Hahaha, kamikaze thought, cool though.

I'll also say hi to all people that reads me in spanish, and understands english, and to Eric and Andrew (yap, I remembered).
See ya.




El sábado fui a Central. Nunca había ido. Es donde era el viejo cine Central. Y que bueno que está.


Estaban dos DJ's, uno de Suecia y el otro local (Marcelo Castelli). Entré a la una y media y me fui a las siete (y eso seguía). Ah, feliz cumple Vaneee!!.


Eso si, no me fui después porque estaba de botas.







El viernes, de pasada fui a ver a Ossiriand y a otra banda de heavy metal a La Muralla (la otra banda creo que es Adam).


Los había visto en la Sala Zitarrosa, y sonaba muy demasiado sobrecargado, a tal punto que no se escuchaba las letras de lo que cantaba el vocalista. Pero el resto, por más pesado sonoramente que fuera, sonaba bien. Es más, a mi me gusta el heavy metal, pero no tan TAAAN pesado.


En fin, llegamos como para escuchar un par de temas de Adam, que sonaban muy bien, tenía más batería que otra cosa, pero me gustó mucho más que lo que había escuchado en la zitarrosa con Ossiriand.


Pero me llevé harta sorpresa, puesto que en la muralla sonó muchísimo mejor (lo que me da para pensar si es que la zitarrosa tiene problemas de acústica, aunque he escuchado otras cosas allí).


Así que mis aplausos y laureles para la gente de ossiriand, que sigan así.


PD: Tienen una página web, con dominio cjb.net pero no me acuerdo la dirección exacta. Pido disculpas al respecto.



A petición de mi amigo, como nunca habia tenido un "boomerang" conmigo, me pidio anotación del acontecimiento en el Blog.


Jajajaja. El boomerang es cuando uno llama por telefono y corta, hace que suene. En fin, mi mejor amigo me dijo que queria que le pique el telefono.


Y lo primero que se me ocurrió fue agarrar una aguja y darle al telefono, jaja.


Y me contesto: Mirá que si tirás el telefono, por más bommerang que me hagas, no va a volver volando.


Juajajajaja, el mio tiene más probabilidades porque es de tapita, jaja.

Me dormí mirando el cielo, buscándole formas a las nubes que corrían veloces con el viento.

Al abrir los ojos, encontré a un niño mirándome fijamente.

- ¿Te has perdido?
- Te estaba buscando

Lo miré azorado, buscando alguna conexión entre ambos, pero no logré encontrar ninguna. No lo conocía.

- Creo que me estás confundiendo con alguien más
- ¿Eres Aethel?
- Si
- Entonces es a ti a quien estoy buscando

No lograba salir de mi asombro. ¿Qué podría querer ese niño conmigo?. Con gran pereza me refregué los ojos, y miré bien a mi interlocutor. No era un niño, sino una persona de aproximadamente 1,55m, de ojos grisáceos y pelo entrecano. Seguía sin entender nada.

- ¿Qué es lo que quieres de mi?
- Viajé muchas leguas para encontrarte, el porqué estoy aquí te lo diré en su debido momento. Ahora necesito que vengas conmigo.
- ¿Por qué habría de confiar en ti?
- Porque soy yo quien necesita de tu ayuda.

¿Eh? Cada vez entendía menos. Siempre me molestó tanto misterio.

(Continuará)

No había nada para hacer en Istala, mas que salir a caminar por los caminos empedrados que van por fuera de los muros de la ciudad.

Sin embargo, es poco decir que no había nada para hacer, con todo lo que vivió Aethel cuando volvía a su ciudad natal, caminando por esos mismos caminos empantanados, producto de las incesantes lluvias de los últimos dos meses.

Ah, que sensación de frescura que trae la calma después de la lluvia. Una brisa acogedora, luego de tanto andar y andar.

¿Qué será de Brynn? ¿Habrá llegado a cumplir su sueño?


Voy a empezar a escribir una novela por este medio. Me resulta de lo más interesante, además de que la voy a empezar a escribir a medida de que se me ocurran cosas, y algún día me voy a dedicar a organizarla.

Además la voy a poner bajo la etiqueta “Duende Verde”, porque me hace acordar al juego playero en el que empieza “Veo un duende verde en la ventana” y hay una forma determinada que hace que uno puedan entrar o no a la “fiesta” a la que hay que entrar para poder ganar el juego. Jajaja, no voy a decir como se hace para entrar a la fiesta, no le voy a sacar la gracia al juego.






Pienso a veces en que la gente del renacimiento y otros períodos históricos, estaban tan al pedo que inventaban y descubrían cosas. Tampoco existía la televisión, que limita la inventividad y creatividad del espectador (no la de los guionistas).

Porque cuando miramos tele, no hacemos nada productivo, pero que mata el aburrimiento, lo mata.

Y puede darse lo contrario, que la tecnología de rienda suelta a la imaginación.

En un estado de aburrimiento total, agarré mi celular y me puse a sacarle fotos a lo que tenía a mano. Y algunas quedaron muy buenas. Ahora cuelgo algunas.


Hoy me acordé de algo. De un documental del HBO en el que unos cuantos reconocidos directores de cine hacían 11 documentales sobre el 11 de septiembre del 2001.

Me acordé del fragmento dirigido por un español, en el que se mostraba un fondo negro, y se escuchaban los mensajes dejados en los contestadores de familiares y amigos de víctimas del atentado de las torres gemelas neoyorquinas. Como lloré cuando escuché eso.

Todos dejaban mensajes de cuánto amaban a sus seres queridos, de que cuidaran a sus hijos, hermanos, padres; pedían perdón, mil cosas. Y pienso la sensación de impotencia, de desgracia, de saber que te vas a morir en un futuro inmediato, pero que puede ser dentro de 2 minutos o 2 horas, da igual, tenés la certeza de que te vas a morir ahí mismo.

Que desgraciados. Pensar que le puede pasar a cualquier hijo de vecino (mas allá de que la política exterior estadounidense se lo buscó, y aún así no aprende, peor, se justifica en el terrorismo). Me hace pensar que violenta que es la humanidad, pero peor aún, antes éramos violentos pero no nos enterábamos; ahora está totalmente mediatizado.

Como ejemplo, un día que salimos a tomar algo, un conocido tenía en el celular que recién había comprado, unos videos que venían con el mismo. Uno era de cómo degollaban a alguien del medio oriente (podía ser talibán o iraquí, o árabe, yo que sé). El segundo era el ahorcamiento público de Saddam Hussein.

¿Soy yo, o a alguien más le parece grotesco que alguien grabe un video en formato 3gp (formato de celular) un ahorcamiento público y lo distribuya por la web?. Aparte se ve clarito todo el procedimiento mortuorio, y luego la marca en el cuello bien de cerca (el que lo filmó tenía o un morbo exacerbado, o un gran odio, o las tripas de oro, o todas las anteriores).

Es cierto que el ser humano necesita una cuota parte de violencia puesto que está en su propia naturaleza. Y no lo digo yo, Gustavo Ekroth publicó un artículo sobre ello. Es más, si no hubieran guerras, aumentaría la violencia doméstica (estadísticamente hablando). Adiós al sueño de Miss Universo y del Dalai Lama de la paz mundial.

A veces preferiría ser más ignorante de lo que actualmente soy. Dicen que la ignorancia se sufre. Puede de hecho ser cierto, porque siempre uno anda en busca de nuevo conocimiento. Pero no hay veces que a uno le gustaría no saber algo que se enteró de rebote?. No se me ocurre ningún ejemplo en particular, más que cuando te cuentan algo que vos sabés que otra persona lo debería saber más que vos, pero te dicen “no le digas a nadie” o el muy maldito “por favor que no salga de estas cuatro paredes”.

La típica “no se si estoy embarazada” y el presunto padre está a menos de 3 metros, pero no tiene ni la más pálida idea. Y una se tiene que quedar como una gila sabiendo algo que no quería saber, y encima se lo tiene que callar (y amagar a un consejo más o menos razonable). No es que me haya pasado esa situación exacta, pero pega en el palo.
A veces la ignorancia procura satisfacciones. Por ejemplo, jugando un torneo de ajedrez, me salve de una muerte horrenda (jaque mate despampanante) porque mi rival pensó que era tablas por continuación, y yo en mi ignorancia feliz, llegué a unas tablas muy lindas. Y me salvé por no saber que me iban a matar, sino probablemente me hubieran matado (todo esto figurativamente).

Pienso demasiado. Si pensara menos, adquiriría menos conocimiento. Si adquiriera menos conocimiento, sería más ignorante (pero no por ello más feliz).

Aaarrgh.

Se me terminan las vacaciones.

Bueno, por lo menos hice el verano de rutina (pasee más o menos por 7 balnearios), me maté jugando al play, terminé esos resúmenes que empecé todo el año pero que nunca me había dado para terminarlos, fui a los recitales que quise, salí a bailar un disparate, me reuní con gente que no veía hacía mil años a tomar mate o café (depende de con quien me reuniera), jugué al rummy canasta hasta el hastío, leí un montón de libros ( y tengo tres empezados para terminar), y ta.

Me quedan algunas cosillas para hacer, pero no me va a dar el tiempo. Quiero empezar una lista de cosas para hacer antes de los 50, como escribir un libro, talar un árbol (jaja), conocer a alguien famoso, empezar a ir a un taller literario, a hacer diseño gráfico y diseño web (que no tiene absolutamente nada que ver con lo que estoy estudiando, pero me da igual porque a mí me gusta), aprender dos idiomas más (por lo menos dos, entre ellos francés y ruso), hacerme un tatuaje, etc.

Es que esto de tener vacaciones me da muchísimo tiempo libre para escribir y pensar. Debería no pensar tanto, sino no me van a entrar las conexiones neuronales dentro del cráneo, y me voy a morir de un ataque de pensamiento, jaja.


Sería re heavy re jodido que Ozzy, en vez de morder cabezas de murciélagos y escupirlas, lo hiciera con cabezas de perros dobermann. Jajaja, hay que ser macho.


Hablando por teléfono con un amigo, nos pusimos a divagar.

Todo empezó porque hace rato que quiero hacer un curso de Diseño Web; entre otras cosas el blog hizo que me moviera un poco al respecto. Entonces él me dio la idea de que podría tener un dominio web que fuera http://www.hackeandoelderecho.com/, donde estarían todas las formas de torcer la ley, empezando por la Constitución .

Entonces me pregunta sobre qué habla el artículo 1 de la Constitución, y le respondo que de la soberanía del país (en realidad el artículo 1 nos define como nación y el artículo 2 es el de la soberanía).

Ahí entramos a divagar sobre torcer tanto la Constitución que yo terminara gobernando el país (dice que la inteligencia no me falta, puedo argumentar en contra de eso jaja). Entonces la República Oriental del Uruguay se pasaría a llamar “República Inesiana del Uruguay”, con la capital “Inesland”, y todas las calles llamándose Inés Álvarez. Jajajajaja, “¿Dónde vivís?” “En Inés Álvarez 3287 esq. Inés Álvarez. ¿Viste la fuente Inés, enfrente a la plaza Inés? Bueno, al lado de la fuente Inés está la panadería Inesita, dobla ahí y encontrás mi casa”. Por dios, que locura demencial.

Y ahí arrancamos con el divague salado, y empezamos a pensar si mi hermana fuera la gobernante, todo sería rosado, el pasto rosado; en vez de las estatuas de la Biblioteca Nacional habría ositos de peluche; los semáforos en vez de rojo, verde y amarillo, serían en distintos tonos de rosado, los rubios no pagarían impuestos (aún los teñidos), las columnas del Palacio Legislativo (que son de mármol de Carrara) serían de nácar teñido de rosa y con muchos angelitos pintados en la fachada (además de mucho dorado). Punta del Este sería la capital del país, y la hipermansión de Vick’ sería ocupando todo Punta Ballena. Moriríamos todos de un ataque visual, o eso o nos coloniza Mattel. Ojalá que tampoco pase eso jajaja.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal