Blogger Template by Blogcrowds

Best viewed with Mozilla Firefox 1280 x 960

Capítulo I – La llegada del viajero

Me dormí mirando el cielo, buscándole formas a las nubes que corrían veloces con el viento.

Al abrir los ojos, encontré a un niño mirándome fijamente.

- ¿Te has perdido?
- Te estaba buscando

Lo miré azorado, buscando alguna conexión entre ambos, pero no logré encontrar ninguna. No lo conocía.

- Creo que me estás confundiendo con alguien más
- ¿Eres Aethel?
- Si
- Entonces es a ti a quien estoy buscando

No lograba salir de mi asombro. ¿Qué podría querer ese niño conmigo?. Con gran pereza me refregué los ojos, y miré bien a mi interlocutor. No era un niño, sino una persona de aproximadamente 1,55m, de ojos grisáceos y pelo entrecano. Seguía sin entender nada.

- ¿Qué es lo que quieres de mi?
- Viajé muchas leguas para encontrarte, el porqué estoy aquí te lo diré en su debido momento. Ahora necesito que vengas conmigo.
- ¿Por qué habría de confiar en ti?
- Porque soy yo quien necesita de tu ayuda.

¿Eh? Cada vez entendía menos. Siempre me molestó tanto misterio.

(Continuará)

0 tuvieron la brillante idea de pirar conmigo:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal