Blogger Template by Blogcrowds

Best viewed with Mozilla Firefox 1280 x 960

Twin Towers


Hoy me acordé de algo. De un documental del HBO en el que unos cuantos reconocidos directores de cine hacían 11 documentales sobre el 11 de septiembre del 2001.

Me acordé del fragmento dirigido por un español, en el que se mostraba un fondo negro, y se escuchaban los mensajes dejados en los contestadores de familiares y amigos de víctimas del atentado de las torres gemelas neoyorquinas. Como lloré cuando escuché eso.

Todos dejaban mensajes de cuánto amaban a sus seres queridos, de que cuidaran a sus hijos, hermanos, padres; pedían perdón, mil cosas. Y pienso la sensación de impotencia, de desgracia, de saber que te vas a morir en un futuro inmediato, pero que puede ser dentro de 2 minutos o 2 horas, da igual, tenés la certeza de que te vas a morir ahí mismo.

Que desgraciados. Pensar que le puede pasar a cualquier hijo de vecino (mas allá de que la política exterior estadounidense se lo buscó, y aún así no aprende, peor, se justifica en el terrorismo). Me hace pensar que violenta que es la humanidad, pero peor aún, antes éramos violentos pero no nos enterábamos; ahora está totalmente mediatizado.

Como ejemplo, un día que salimos a tomar algo, un conocido tenía en el celular que recién había comprado, unos videos que venían con el mismo. Uno era de cómo degollaban a alguien del medio oriente (podía ser talibán o iraquí, o árabe, yo que sé). El segundo era el ahorcamiento público de Saddam Hussein.

¿Soy yo, o a alguien más le parece grotesco que alguien grabe un video en formato 3gp (formato de celular) un ahorcamiento público y lo distribuya por la web?. Aparte se ve clarito todo el procedimiento mortuorio, y luego la marca en el cuello bien de cerca (el que lo filmó tenía o un morbo exacerbado, o un gran odio, o las tripas de oro, o todas las anteriores).

Es cierto que el ser humano necesita una cuota parte de violencia puesto que está en su propia naturaleza. Y no lo digo yo, Gustavo Ekroth publicó un artículo sobre ello. Es más, si no hubieran guerras, aumentaría la violencia doméstica (estadísticamente hablando). Adiós al sueño de Miss Universo y del Dalai Lama de la paz mundial.

0 tuvieron la brillante idea de pirar conmigo:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal