Blogger Template by Blogcrowds

Best viewed with Mozilla Firefox 1280 x 960

Me gustaría que participen por una cuestión que más tarde entenderán, aunque ahora es inexplicable, o más bien un secreto de Estado.

Tengo ganas de jugar a un cadáver exquisito, que consta de esto: Yo escribo la primer línea de un cuento que armaremos entre todos, cada uno aportando una frase.

Y la frase es:

Se acerca el final


Por esas cosas de la vida, me tocó ser española. Es decir, soy española porque mi abuelo nació allá. Y para confirmar mi ciudadanía, tengo que votar en las elecciones españolas.

Por esas cosas de la vida, hice el test que Santi - Silvia & Co. publicaron en su blog para saber las afiliaciones a cada partido, para decidir a quién iba a votar. Desde ya, siempre creí que el voto consular no debería ser posible, no es justo que yo tenga que votar un gobierno en el cual no voy a vivir, más sólo me concierne la parte en la que se gobierna la extranjería.

Por esas cosas de la vida, el test me dio un 35% de afinidad al PP, un 35% de afinidad al PSOE, y un 30% de afinidad al IU. Así que me era más o menos lo mismo votar a alguno de los partidos con más puja.

Y como siempre hago en esos casos, voto a algún partido o que tenga una buena propuesta de educación, o voto a alguna de las minorías que no tienen ni una chance de sacar un diputado.

La vez pasada voté al partido de la legalización de la marihuana.

Y éste año no está esa lista. Qué cagada, aunque mi voto no va a ser definitorio, pues, como ya dije, voto a las minorías.

Así que mañana marcho hacia el consulado español con mi humilde votito, y que sea lo que Dios y el Rey quiera.

PD: Ayer vi en el noticiero el debate entre Zapatero y Rajoy, me pareció muy peloteado y agresivo, a lo yankee. Ese tipo de debates creo que aportan muy poco a la ciudadanía. Y morí de la risa cuando tocaron timbre los de la juventud del PSOE para informarme de que iban a haber votaciones, con la remera de "Z de Zapatero". Hasta acá llega la política exterior.

Joer...


Edición del post:

Recién voy al blog de Santi - Silvia and Co., y me nominaron a blogger del día!!.

Muchas gracias chicos!! Que divinos!!

Como los premios se comparten, porque cuando uno nomina piensa en qué blogs merecen ser premiados por su aporte a la blogosfera, no solo intelectual, sino en hacernos sentir, les doy este premio a:

Que viva España! Ole!

¿Cuántas veces hacemos cosas que no razonamos, que ya las hacemos por puro instinto o costumbre?

Por ejemplo, los perros ya tienen calados todos los hábitos de los habitantes de mi casa, saben que cuando me pongo un buzo en los días fríos, voy a salir. Si agarro el encendedor, saben que tienen la posibilidad de que los saque.

Siempre está eso de que hay cosas que hacemos distraídamente, como cuando alguien pone el control remoto adentro del freezer, o tiene los lentes puestos y los busca como endemoniado.

Hay cosas que uno las realiza como un acto inconsciente, por pura costumbre. El problema se da cuando la persona realiza por costumbre algo que hace conscientemente y sabe que está mal. ¿Hasta qué punto controlamos a nuestra rutina?.

No se, me puse a pensar en eso porque inconscientemente me puse a ordenar hojas...

Fueron unos días sumamente agotadores, de tanto trabajo y papeleo administrativo me vino un pico de estrés, aparte de que ésto es lo que se veía por la ventana de la oficina:


¿Ven mi cara de estrés total no?

Así estuve estos cuatro días, ya sin poder comer mucho de los nervios.


En un momento la empresa nos hizo hacer una especie de reunión empresarial en éste lugar escabroso, pero sobrevivimos todos, excepto le pequeño Timmy, que quedó con el pie trancado y como no lo pudimos sacar lo dejamos ahí,


En un momento la empresa se quedó sin luz, y tuvimos que hacer una fogata para poder trabajar,

Y así estuvimos el resto de los días recontra estresados,


Si, estoy baboseando soberanamente. Estos días pasé espectacular, ya lo ven por las fotos. Y no quería volverme a Montevideo, pero es lo que hay. Finalmente les dejo una meme de las palabras más usadas en mi blog, que sale de acá, y que es así:

En este caso la idea es buscar cinco palabras y descubrir cuán a menudo las usas en tu blog. Para eso, usando google, hay que poner la palabra que querés buscar entre comillas y el nombre de tu blog anteponiendo la palabra site.

Para los que son medio lentitos, la cosa sería mas o menos asi: "palabra" site:nombredelsite.blogspot.com (notese que no hay espacias entre el site:blablabla).

Entonces aparece la cantidad de veces que usaste en tu blog la palabra buscada.


Las mías son:

ta: 129 veces. Es parte de mi uruguayez, je.

tranqui: 8 veces, por lo visto en más de 200 posts, la tranquilidad no es mi fuerte.

DJ: 7 veces. Alguien me va a agradecer que no aparezca tanto, juasss

bailar: 39 veces. Es una actividad que por lo general la comento acá. Y que me fascina.

amigo: 54 veces. :D

Nos vemos!

Ayer domingo, salí con mis amigos a bailar. Como mi hermana y mi mejor amigo trabajan los fines de semana, era como una oportunidad de salir todos juntos y vernos.

Fuimos al Il Tempo, en el que las entradas estaban numeradas, y la mía era la número 7 (la de mi mejor amigo era la número 9, así que como mucho éramos 10 ahí adentro). Como la consumición era obligatoria para poder salir, nos tomamos algo, y nos fuimos a buscar otro boliche. Ahí en Il Tempo tocaba Paola Dalto, pero la DJ Dalto sería la persona número 10 ahí adentro, estaba más muerto que Walt Disney.

Después arrancamos para el lado de la Ciudad Vieja. En lo único que se veía gente era Alexander. Y en la puerta habrían 5 o 6 travestis con pelucas de colores, y uno de conejita playboy. Casi me viene algo, no porque me asusten los travestis, sino porque el conejito playboy tenía mejor cuerpo que yo.

Y nos cruzamos con un amigo en la puerta, y dijo que donde había mñas gente, era en Mariachi.

Mariachi es un boliche de cumbia terraja, que es la elite del Inter -el Inter es un boliche todavía más terraja que Mariachi, que tiene un carrito de chorizos en el medio de la pista, y la pasada de desodorante te la cobran 5 pesos-. Y hacía años que no iba.

Lo más triste es que por lo general en los boliches no me cruzo con nadie. En Mariachi me crucé con dos de mis ex, y un ex saliente (si lo cuento nadie me lo cree, pero es verdad). Mi amigo me decía que su ex volvía de España en unos días y eso lo tenía preocupado. Yo le digo "Acá están dos de mis ex, el que menos tiene que quejarse sos vos". Curioso es que uno me vio y me saludó, el otro me vio y se escondió. Al tercero no lo vi, me dijo mi hermana que estaba ahí.

Y hoy acompañé a mi hermana a que se inscribiera en el IPA -Instituto de Profesores Artigas-, en el que la burocracia es brutal. Estuvimos dos horas y media para que pasaran 15 números.

Pero ta, ahora tengo una hermana que es pichona de profesora -yo digo pichona de Nazi, pero ta-.

Y ta, mañana me voy a La Paloma, con unos amigos, así que me desaparezco unos días. Después me cuentan cómo les fue a ustedes.

Nos vemos!

A) Queridos vecinos que viven de noche:

Me encanta que festejen.

De verdad.

Y que si Peñarol gana un partido, lo festejen a todo trapo.

En serio.

Pero no a las 5 de la mañana.

Aunque no lo crean, hay gente que le gusta dormir a las 5 de la mañana de un sábado.

Y escuchar "VAMO PEÑAROL NOMÁAAAAAASSS UOOO UOOOOOO" cada 10 nanosegundos no ayuda mucho.

Menos cuando se coordinan con el vecino de la mañana.

B) Querido vecino que vive de día:

Si querés hacer un asado está todo más que bien.

Juntarse con la familia y amigos es muy sano.

Pero para tus vecinos no es sano que te juntes a las 9 de la mañana.

Especialmente si te coordinás con el vecino de la noche.

Aparte que la pared de mi cuarto da a tu living, se hasta como se llaman tu mujer y tu hijo.

Y que el pendejo vea Madagascar un miércoles me parece fenómeno.

Pero no cuando lo hace a las 8 de la mañana.

Porque un día voy a tener ganas de escuchar a Slipknot, a las 4:30 de la mañana.



Y ahí la que va a reírse mucho soy yo.




Esto de dormir 4 horas me tiene mal.

Ayer a eso de las 8 de la noche, me manda un mensaje el Araña, para preguntarme si tenía ganas de escuchar Jazz en el Parque Rodó. Iba a ir a ver a Franny Glass, pero al Araña hacía pila que no lo veía, y Franny Glass va a seguir tocando igual, así que me mandé al Parque con el susodicho.


Resulta que quien tocaba era la Orquesta Filarmónica de Montevideo. Menuda sorpresa, nunca había visto a la filarmónica en vivo.


Es increíble cómo la música y el ambiente, junto con la iluminación, pueden hacer un espectáculo brillante, el lago le daba al escenario una imagen espejada memorable, mientras había patos bañándose en el medio -a esos patos les gusta la buena música, je-.


Y acá está la última foto que saqué, lástima que no tenía a mano una cámara con mejor resolución, hubiera valido la pena.


Pero bueno, quedamos con el araña en que lo voy a tener de columnista invitado acá, así que va a haber un pirado más en la comunidad.

Nos vemos!


Hace rato que tenía que haber hecho esta entrada, pero me re olvidé. El 1ero de febrero, este blog cumplió un año!! Y ta, como hoy es día de San Valentín, decidí en esta fecha festejarlo, después de todo, los cumpleaños se pueden festejar unos días después. FELIZ DÍA A TODOS LOS ENAMORADOS!!. Por si fuera poco mi estado alterado de alegría, hoy me enteré que salí reglamentada en dos materias, lo cual es un lujo, puedo exonerar dos materias sin tener que dar examen, al fin me toca!!. No se como explicarles mi estado de algarabía exacerbada -simplifico, toy saltando en una pata-, today it's my day babies!! Yeah!!. Ta, los dejo, sigo saltando en una pata. :DDDDDDDDDDDDDDDD

1) Vaya a la cocina

2) Tome una olla, de ser posible chica, y ponga 2 tazas de arroz

3) Ponga 3 tazas de agua (o menos, así se le quema el arroz), y una cucharada enorme de sal gruesa (así le queda como para matar a alguien con problemas de presión).

4) Deposite la olla en el fuego con la llama bien alta, y, lo más importante VÁYASE 20 MINUTOS -no 10, no 15, la cuestión es que no puede estar ahí cuando el arroz pueda estar comible-.

5) Vuelva a los 20 minutos.

6) Fíjese que la hornalla va a estar llena de almidón del arroz que se le desbordó, agarre una esponja mojada y dela contra el almidón de la hornalla (se le va a chamuscar un poco la esponja, pero haga caso omiso de ello).

7) Cuando vaya a servirse arroz en el plato, no lo haga con cuchara, sino con cuchillo y tenedor. Es una experiencia de lo más didáctica.

8) Cuando saque la bebida para pasar el arroz quemado, tome un envase de vidrio y deslízelo por los dedos, así se cae al piso. Si es un refresco, mejor, así queda el piso pegoteado.

9) Tome papel absorbente de la cocina y empiece a juntar vidrios y secar el pegote. Una vez que junte el grueso y se le haya acabado el papel de cocina, recurra a la aspiradora.

* Addenda: Si tiene perros, dele con la aspiradora al tacho de agua de los canes, asi repite el procedimiento con el papel de cocina. O aspire directamente el agua y rompa la aspiradora.

10) Cuando termine, esa masa dura que usted piensa que es arroz, va a estar fría.

Felicitaciones!! Ha hecho un desastre, y todo gracias a este manual.

Joer, quien me manda cocinar...

Llegó la ambulancia, y después de varios exámenes, el médico llegó a la conclusión de que había sido un pre infarto. Después de varios días en el hospital, y otros tantos en los que Gabriel vive con sus padres, se decide ir nuevamente a su casa, a enfrentar sus problemas con Celeste.

- Cele, soy yo, ¿puedo pasar?
- No, ¿qué querés?
- Hablar
- Ya dijiste lo que tenía que escuchar...
- No todo, dejame pasar.

Después de varias horas de mirarse en silencio, ambos se sientan en el sofá,

- Yo se que no estoy en posición de pedirte absolutamente nada, pero ¿puedo pedirte algo? ¿por los viejos tiempos?

Ella lo mira con ternura, después de todo, se siente algo culpable ya que escuchó que le estaba dando un infarto y no fue a hacer nada por él.

- Decime
- ¿Puedo quedarme un par de días acá? Es decir, yo entiendo que estamos jodidos vos y yo, lo nuestro también, pero mi vieja me está enloqueciendo con esto del pre infarto, y necesito... necesito...
- Te entiendo, pero dos días nada más...
- Gracias Cele, de todas las personas en este mundo, vos sos la única que podía entender.

Y con el transcurso de los días, él instalado en la cama, de a poco recuperan un poco de la convivencia de personas que hace años se conocen, ella le procura los cuidados de enfermera, mientras que él la escucha con cariño, como siempre lo ha hecho. Un día, Celeste se va a trabajar, y él decide escribirle una carta, en donde lo que nunca pudo decirle, ya sea por timidez, ya sea por todo lo acontecido, juega todos sus naipes y pone sus sentimientos sobre la mesa, con la leve esperanza ya no de que lo perdone, sino de que por lo menos queden las cosas bien:

Querida Cele:

Ésta carta la empezaría con 'Mi amor', pero como están las cosas, no quiero que pienses que mis intenciones son reconquistarte mediante esta hoja de papel, sino más bien de que sepas lo que no te he podido decir en todo este año, desde la llamada de Valeria hasta hoy.

Te amo, quiero que sepas que te amo con toda mi alma, y que no busco tu perdón, ya que perdiste tu confianza en mí y lo entiendo perfectamente, yo en tu lugar haría lo mismo. Quiero más que nada en este mundo que seas feliz, que encuentres a alguien que te entienda y te quiera tanto como yo te he amado, y que nunca te haga daño, porque es lo mínimo que te merecés.

Se en este preciso instante que yo no te hago feliz, después de lo que te hice, me siento realmente idiota. Si, ya se, soy un total idiota, no se como pude dejarte cuando más me necesitabas, tanto de mi apoyo como de mi compañía, y no se me ocurre nada mejor que dejarte. Y entiendo que estés realmente enojada conmigo, yo no me perdonaría. Es decir, yo no me perdono el haberte hecho eso, y tantas otras cosas más que ahora no me vienen a la cabeza pero se que ahí están.

Sinceramente espero que te olvides de mí, que encuentres al hombre (o mujer, yo que se, perdón por el chiste pero es que me pongo nervioso hablando de mis sentimientos) que te ame por siempre. Ojalá me hubiera tocado ser ese hombre, pero no te merezco.

Quiero que sepas que te voy a amar siempre, que eso no va a cambiar.

Te extraño muchísimo, extraño ese gran equipo que éramos los dos juntos.

Si podés, aunque sirva de poco, mantené los buenos recuerdos de nosotros, es lo único que sirve de consuelo a mi alma.

Te amo,
Gabriel


Deja la carta en la mesa del comedor, y vuelve al cuarto justo para cuando Celestre entra a la casa. Pretende el estar dormido para cuando ella va a ver por qué no contesta al saludo, y llora silenciosamente cuando ella va al comedor.

Celeste abre la carta, la lee, y empieza a llorar también en silencio. Va hasta el cuarto, y lo abraza mientras él durme. Y así pasan la noche, ambos pensando que el otro duerme, pero llorando en silencio en la oscuridad de la noche.

A los días, Gabriel encuentra una carta con su nombre en el comedor, en el mismo lugar en donde dejó su alma, y lee lo que sigue:

Mi amor,

No podría, no se me ocurre, vivir con otra persona que no seas vos. Te amo con todo mi ser, por más cosas que hayas hecho, porque el motivo por el cual me casé contigo es que sos una persona de un gran corazón, aunque a veces frío, pero que la gran mayoría de las veces emana una calidez tan, tan grande, que me inunda y me despoja de mi coraza.

Entendeme, te amo muchísimo, y que no te quepa ninguna duda, pero en este momento necesito tiempo para sanar mis heridas, para llegar a un momento en el que una persona rencorosa como yo pueda perdonar sin miramientos.

Y para eso te necesito lejos. Un tiempo, en el que pueda pensar y perdonarte, alejarme de esos malos recuerdos y poder comenzar con los buenos viejos y crear nuevos buenos recuerdos (y malos también, de ellos aprendemos), olvidar las pérdidas, sanar mis heridas de combate.

Sólo te pido eso.

Cuando esté lista, cuando esté puro mi corazón, te voy a pasar a buscar, y ese día, a partir de ese día, hacemos borrón y cuenta nueva. Y de ahí que salga lo que salga, pero dame ese espacio.

Te amo mi amor,

Cele


En ese instante Gabriel volvió a lo de sus padres. Pasaron dos largos meses de invierno, en los que dormía con la foto de su boda debajo de la almohada. Su hermano intentó convencerlo de salir en una noche de piratas, a lo que él siempre respondía "Vos no entendés lo que es estar casado por amor", y se iba al cuarto a ver esa foto de casamiento en la que lucen tan felices.

-A ésta altura ya tiene otra pareja Gabi, no jodas
- No dejo de creer en ella, yo se que en alguna parte va a sacar fuerzas, y vamos a volver a estar juntos.
- Siempre tan boludo, se va a quedar con tu apartamento y va a vivir con otro tipo ahí en la cama donde dormían juntos.
-Quiero creer que va a aparecer por esa puerta, y que va a decirme "Vamos a casa"

No le erró por mucho, salvo que apareció por la puerta de la cocina. Cuando se vieron, renació toda una nueva esperanza en ambos, que hasta los dejó perplejos.

Y después de estar abrazados toda la tarde, fueron a su departamento a pasar el resto de su vida...
________

- ¿Qué pensás de la adopción Cele?
- ...no empieces Gabi....

A los pocos días, vienen los suegros de Celeste de visita, Emy y Gerardo. Y Celeste decide agasajarlos con unos suculentos ñoquis con tuco, que decide prepararlos en la famosa fuente. Cuando Gabriel ve que está sirviendo los ñoquis de esa fuente, pone el grito en el cielo, anunciando que sólo los miembros de su familia podían cocinar en esa fuente.

- ¿Y yo no pertenezco a tu familia? ¿No puedo tocar esa fuente porque no soy de tu familia?
- No, que no, que ya te había dicho, no podés ser así
- Perdoná, pensé que cuando nos casamos ya formaba parte de lo que se considera familia, yo te considero parte de la mía.
- Si, pero no, esa fuente no, ya te había dicho...
- Ni te gastes.

Y durante un par de semanas, ya no dormían el uno abrazado a la espalda del otro, sino que dormían cada uno en una punta de la cama. Ni decir que la comida les cayó mal a todos.

Hasta que en cierto momento, Celeste cede terreno y lo abraza.
-¿Qué pasó? ¿Entendiste lo de la fuente?
- Amor, ya no quiero pelear contigo
- Yo tampoco, mi amor...
- Tengo algo para decirte....
- ¿Qué pasó?
- Creo que estoy embarazada
- ¿Eh?
- Sep
- ¿Tas segura?
- No fui al médico todavía, pero los tests dicen como que sí...
- ...pero pensé que habíamos quedado en que no íbamos a tener hijos...
- Bueno, sí, pero, ta, no se, ¿no podemos pensarlo un poco?
- Yo no quiero hijos Cele, no me siento capacitado para ser padre...

Volvieron a dormir en lados separados de la cama, hasta dos días después, en el que Cele empezó con las náuseas. Ahí fueron al médico, y fue cuando les anunció que no sería un hijo, sino dos.

En el baño del hospital, él le sostenía el pelo, mientras ella dejaba el alma en el WC.

- Cele, no puedo
- ¿Qué no podés?
- No puedo...
- ¿Qué me estás queriendo decir Gabi?
- No puedo ser padre.
- No me pidas eso, te amo Gabi, quiero vivir contigo toda mi vida, por favor no me pidas...

Él se levanta, le da un beso, y sale corriendo con lágrimas en los ojos.

-GABIIIIIIIIIIIIII!!!! NO ME HAGAS ESTO!!! - Ella lloraba a más no poder.

Pasaron unos meses, ella en el apartamento, él en casa de sus padres, los dos llorando desconsoladamente el uno por el otro.

- Mamá, no puedo ser padre, la amo, pero no puedo.
- Mi amor, nadie nació sabiendo ser padre o madre...
- No es eso, no puedo traer un hijo a este mundo, no quiero, no me siento capacitado, no me gustan los niños, no...
- ¿Y la vas a dejar con dos hijos a cuestas a tu mujer? ¿Le vas a pedir el divorcio en la mitad del embarazo?
- No, no así, no se, me muero por estar con ella, pero no podría...
- Pensalo bien Gabi, ¿que te lo impide?
- Quería disfrutar más de mi matrimonio, era feliz...¿Y si me sale drogadicto uno y gay el otro? Me viene algo mamá.
- Pensá bien lo que estás haciendo...

Al final del día, él se decidió a ir a verla. Cuando llegó al apartamento, vio todo en un estado de dejadez total, desde polvo acumulado, restos de comida por todos lados, y a Celeste tirada en la cama, bañada en un charco de sangre, mirando hacia la ventana.

Con gran presteza fue a socorrerla, y vio que estaba despierta, mirando hacia afuera, con lágrimas secas en las mejillas. Y cuando lo vio, se lo dijo: Los perdí.

Después de días de internación en el hospital, Celeste ya no fue la misma. Se sentía con un vacío emocional enorme, desesperante, su compañero de vida, aquél que había elegido años antes, la había abandonado a su suerte, y por causa del estrés fue que perdió a sus críos que se estaban gestando. Así que en un instante se fueron acumulando rencor, ira, y culpa, muchísima culpa.
______

Ya la vida en convivencia no fue la misma, ambos más que tener una distancia física, los separaba una distancia emocional enorme, que hasta parecía insalvable. Y ahí fue cuando Celeste sugirió la idea de hacer terapia juntos, a ver si en ese esfuerzo lograban salvar lo que quedaba de su matrimonio.

Y así fue como en idas y venidas de la terapia, volaron resentimientos, odios, y de a poco el rencor se fue haciendo a un lado hasta que aparecieron los llantos y la buena voluntad de intentar mejorar, o eso parecía:

- Cele, el día que te dejé en el baño...
- ¿Qué amor?, decime, entiendo que hayas pensado apurado, que lo hayas hecho inconscientemente, estabas asustado, pero no lo pensaste...
- ........................
- ¿Me vas a decir que lo premeditaste?
- .........................., perdoname.
- No lo puedo creer, ¿habías pensado dejarme, y ése fue el mejor momento que se te ocurrió?
- .........., no es que se me haya ocurrido, ahí pasó, no era la idea......
- No..., no puedo estar escuchando esto...
- Fui un total idiota, yo se, perdoname...
- ¿Para qué volviste?
- Lo pensé. Y desde el momento que te imaginé como madre, decidí que si vos estabas a mi lado, iba a poder ser padre, o por lo menos intentarlo.

Celeste salió en una estampida del consultorio, e inmediatamente, cuando Gabriel iba a salir detrás de ella, se le empezó a oprimir el pecho.

- Me duele mucho, no puedo respirar

Inmediatamente la terapeuta reconoció los síntomas y llamó a una ambulancia, tenía todos los signos evidentes de un infarto. Celeste escuchó ésto, pero no la detuvo, y siguió rumbo a la salida, sin mirar hacia atrás.

(Continuará...)

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal