Blogger Template by Blogcrowds

Best viewed with Mozilla Firefox 1280 x 960


Aethel y Erat iban escondiéndose por la vera del camino, y Aethel, en su sabiduría de cartógrafo........ estaba perdido.

- Perdón, es que siempre hice los mapas, pero soy malísimo orientándome.

- Vos caminá, y ya vamos a encontrar a alguien para preguntarle direcciones.

- Macho que se respeta, no pide direcciones.

- Esto es tu culpa, no debí dejarte manejar.

- No vi el árbol, que le voy a hacer.

- Caminá y cerrá el pico.

Me pude dar cuenta sin mucho esfuerzo, que Erat estaba de mal humor. Pero eso no era extraño, vivía de mal humor.

En un momento, llegamos a un parador de hovers. Fui a preguntar yo, ya que un enano forrado en armas iba a levantar sospechas. Y, más si estaba malhumorado, ante una mala actitud, seguro que rodaban cabezas.

Entro tranquilamente, y, ante mi grata sorpresa, me encuentro con un parador repleto que bailaba y festejaba.

- Barman, ¿que se conmemora?

- El alto al fuego entre Miramar y Lapislázuli.

- Mis felicitaciones.

- ¿Eres extranjero?

- Ah, si, ¿por el acento?

- Si, claro, ¿de dónde vienes?

- De Istala.

Repentinamente, todo quedó en silencio y las miradas se voltearon hacia mí.

- Eeeehhhh, ¿qué pasó?

- ¿Istala?

- Si, ¿pasa algo?

- ¿No escuchaste el CMN –Centro Medieval de Noticias?

- No, hace días que estoy de viaje

- Siéntate amigo, que tengo malas noticias.

El tabernero sirvió una buena jarra de cerveza de raíz y me la entregó.

- Cortesía de la casa

- Por favor, no me dejes con la intriga...

- La Guardia Ministerial... en su búsqueda de un fugitivo que acompañaba a la Reina Werdara de Avatar, mató a todos los hombres de la ciudad, y prendió fuego las casas, con mujeres y niños dentro de ellas.

Esto era mi culpa. Me senté en el taburete, y perdí mi mirada en el vacío. Estuve estupefacto una hora aproximadamente, hasta que vi entrar a Erat por la puerta.

- ¡¡Esto es tu culpa!! – le grité, y le lancé el taburete que estaba a mi lado con todas mis fuerzas.

Sacó el hacha raudamente, y cortó el banco en dos.

- Vámonos, ¿qué, acaso querés que te mate?

- Ya no me importa

La gente que estaba alrededor nuestro se pegaba a la pared, deslizándose por ella, hasta llegar a la puerta, y así salían corriendo lo más veloz y humanamente posible, para no ser parte de la carnicería.

- ¿Cómo que no te importa? ¿Tenés un callo en el cerebro?

- Mátame, ya no me importa, ¡¡esto es tu culpa!! – y le lancé mi jarra.

- Estás borracho, vámonos.

El barman, que estaba escondido debajo de la barra, le pasó una nota a Erat soslayadamente, explicándole la situación, y salió corriendo.

Erat leyó la nota, y comprendió la situación. Desde ese momento en adelante, nunca más me amenazó de muerte, y comenzó a respetarme.

- Vamos Aethel, tranquilo, solucionaremos esto juntos

Sollozando, salí del parador, con un poco más de tranquilidad, y empecé a caminar, sin expresar ni una palabra. Erat, después de que yo saliera, tomó un mapa del mostrador, y salió caminando respetando mi dolor.

Así pasamos unos días, caminando y descansando a la vera del camino, hasta que el paisaje comenzó a tornarse azul, azul el follaje, azules los pájaros.

- Estamos llegando –fueron las primeras palabras de Erat en días.

- Es muy azul todo.

- Se hizo azul después de la maldición de un hechicero que vivía en estas tierras, y a quien se lo prendió fuego pensando que era un vagabundo ebrio. Después de ese hecho, nunca más se prendió una fogata en este Reino, ni debemos hacerlo nosotros para llamar la atención.

- Está bien.

Después de unos días de caminata, vimos a dos caballeros, vestidos de armaduras de plata y unas capas turquesas. Al vernos, se detuvieron.

- Aethel y Erat, ¿no?

- Si, somos nosotros –espetó Erat, poniendo mano en su hacha, listo para el combate.

- Vengan con nosotros, el Rey Octavio y la Reina Werdara de Avatar los solicitan en su audiencia.

- El Rey Octavio está muerto – dijo Erat desenvainando el hacha.

Rápidamente, ambos caballeros lograron desarmarlo, y nos llevaron a punta de espada al Palacio de Ishvir.

Octavio, en su despiste natural, salió de la cocina pensando que era el baño, y se metió en el cuarto de su occisa amante, pensando que era su mujer.

Werdara, al escucharlo gritarle –Werdara ¡¿por qué no me respondes?! – caminó hasta el final del pasillo, y al ver a Octavio sacudiendo al cadáver, entró a desternillarse de risa.

- Mi amor, estoy aquí en el umbral de la puerta.

- Ay, ¿y ésta quién es?.

- Tu amante.

- Puajj – saltó velozmente de la cama.

Acto seguido entró un Guardia Real.

- Sus Majestades, han llegado sus invitados.

- Gracias Arnold, encárgate de limpiar eso ¿quieres?

- Si mi Reina- y Arnold tomó las piernas de la muerta y empezó a arrastrarla fuera del cuarto.

- ¿Vamos mi amor?

- Si, claro.

Y partieron a la Sala de Plata, donde esperaban Aethel y Erat con impaciencia.

8 tuvieron la brillante idea de pirar conmigo:

Se andan matando y toman cerveza de raíz, ponjas tienen que ser.

31 de julio de 2007, 9:29  

la próxima vez que vayas a palacio, avisa y voy contigo y me lo enseñas, mucho ánimo,
amor

31 de julio de 2007, 10:37  

Joer, que tiemblen las Sagas Artúricas...

:]

31 de julio de 2007, 12:12  

Cooooño, me acabo de dar cuenta que me has linkeado en blog amigos!

Te devuelvo el cumplido pero ya!

:)

31 de julio de 2007, 12:13  

La Rowling que vaya poniendo las bardas en remojo, jejeje..
Qué Harry Potter ni Harry Potter...
Beso.

31 de julio de 2007, 13:59  

@Chicosoquete: Mucho anime no? Jajajaja

@Amor: Será un placer :D !

@Renton: Jajajajaja.

Y si a mi me gusta lo que leo, va a mis links, lo mio funciona así :P

@Mistique: Jejejeje.

Voy por el tercer capítulo, tiembla Rowling!!! Jajajaja.

31 de julio de 2007, 14:56  

como tengo exlorer, no firefox, me aparecen un montón de letritas en torno al post, que lo dejan más pirado de lo que ya es. acentúa esa intención.

31 de julio de 2007, 15:08  

Jajajaja tenés razón, si, lo acabo de abrir con el IE, y queda rarísimo (los ifsupportlists son guiones, y los ifsupportendparas son los enters)

Jajajajaja queda re volado en el html, jajajajajaja.

Voy a ver que hago al respecto. Un abrazo.

31 de julio de 2007, 15:18  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal