Blogger Template by Blogcrowds

Best viewed with Mozilla Firefox 1280 x 960

De la forma de escribir - Parte II

Éste fin de semana me devoré un libro de Isabel Allende, "La suma de los días" se llama, en el que relata de forma verídica y muy graciosa sus memorias, desde la muerte de su hija Paula en 1992, hasta el 2006.

Si quieren leer un muy buen libro, lean ése. A mí me gustó mucho varias cosas, desde cómo representa a su familia, que en gran forma es como representativa de la familia latinoamericana (García Márquez también propone este modelo de familia en "Cien años de soledad"), hasta cómo ve las cosas.

Una de las cosas a las que le presté más atención, fue cuando le dice a su marido Willie, que está empecinado en escribir una novela sobre un enano sadomasoquista, que escriba sobre las cosas que él conoce.

Y en parte tiene razón.

Para poder sentirse uno cómodo en un género de escritura, es mejor cuando uno sabe de lo que habla. Y también está la parte técnica, por supuesto. En mi cuento "Cursed Axe", me di cuenta lo difícil que es describir en primera persona el hacer una acción, porque el narrador no dice "Estoy girando la llave, abro la puerta", sino que piensa lo que va a hacer a futuro "Si encuentro las llaves del bolsillo, puedo abrir la puerta", o en tiempo pasado, o en presente pero no liso y llano, sino que puede ser mediante una conversación del tipo "Mirá lo que estoy haciendo, estoy abriendo la puerta, y vas a verla sorpresa que se van a llevar".

Escribir no es pa cualquiera. Basta con ver los fotologs, en los que no prevalece la escritura, sino una mera descripción chota de la imagen (se los digo porque tuve fotolog), y habría que matar a más de uno por el grado de estupidez mental que profesan en menos de 5000 caracteres.

Leer tampoco es para cualquiera. Hay libros que jamás estarán a mi altura intelectual que me haga disfrutar de ciertos libros, como Borges, que lo encuentro más aburrido que chupar un clavo. Me conformo con un nivel intermedio de lectura.

Pero quiero escribir.

Hace años que hago intentos de escribir algo medianamente serio (serio en el sentido de prolijo, no necesariamente serio), pero no tengo esa constancia que se necesita para afrontar proyectos muy largos, siempre termino cambiando partes sustanciales de la historia, que cambian completamente lo que venía después, haciendo de mí una escritora ideal para "Elige tu propia aventura".

No creo en eso de tener un hijo, plantar un árbol, y escribir un libro; la naturaleza me resulta indiferente, y no planifico tener hijos a menos que los pueda traer en condiciones más que buenas para que tengan una vida cómoda y feliz. Y no es por descarte la escritura, sino que eventualmente me lo voy a plantear seriamente.

Espero que no falte mucho para eso..........

6 tuvieron la brillante idea de pirar conmigo:

Sobre narrar en primera persona, es complicado porque vos no podés tomar al lector como si fuera tonto. Le tenés que hacer creer que ya sabe lo que está pasando.
Me explico, yo no escribo para un tercero: "Estoy comentando en el blog de Inés un paye sobre la escritura", ahí el lector cierra el libro y no te lee nunca más.
He visto por ahí, que lo que se debe hacer (y creo que es eso que vos pusiste) es algo así como:
" Pahhh, estas cosas de escritura en el blog de la colorada están muy acertadas. Me animaría a comentar..."
ó
"Hace años que quiero escribir algo y me siento identificada. Le caerá bien si le pongo un comentario?"

Jejej, payé...
Yo he pensado muchas veces en escribir algo, pero lo que más me complica es el armado de una historia...
Besotes.

29 de enero de 2008, 11:56  

inés, de momento escribes en varios blogs, y eso tampoco es cualquier cosa, quiero decir: los blogs nos exigen una forma de escribir que antes no se conocía, porque suponen un contacto inmediato con el lector, una respuesta inmediata que antes era mucho menos frecuente

¿y sabes lo que te digo? no creo que un blog sea literatura menos valiosa que una novela o un cuento o un ensayo largo, tanto en unos como en otros géneros hay cosas buena y malas, y para mí el blog por todo lo que supone es una forma valiosísima de literatura, aún no reconocida como tal

un abrazo enorme de tu hombre de paz de madrid

:)

santi

29 de enero de 2008, 14:59  

Nunca tuve esa inquietud de querer escribir un libro. Sí, estaría bueno, pero nunca fue algo que me interesase espectacularmente. Lo mismo digo con plantar un árbol y tener un hijo (curiosamente, las tres cosas te exigen paciencia y si hay algo que yo no tengo, es paciencia).

Por el otro lado, siempre me gustó escribir. Tengo libretitas y cuadernolas y blocs enteros con cuentos y poemas y pensamientos y demás que escribo desde que sé hacerlo, básicamente.

El blog es algo que me salvó la vida. Lo digo porque nunca pude escribir algo que tuviera más de tres carillas de longitud sin embolarme como un queso. Eso y bueno, el español es un idioma demasiado cursi. Prefiero tomarle el pelo que tomarmelo en serio.

Mi punto es que no creo que importe el género o la extensión de lo que uno escriba, siempre y cuando sea algo que el otro quiera leer. Blog, novela, antología: whatever. Si lográs que se interesen en lo que escribís, ahí está el verdadero logro.

(Btw, odio a Allende, a García Márquez y, un poquito menos, a Borges. ¿Qué dirá eso de mí?)

29 de enero de 2008, 15:55  

Mistique: Es difícil de explicar, pero el escribir en primera persona no es tan facil como suena.

Tendría que agarrar algo redactado en primera persona y fijarme como hago.

Animate brujulis! Quien te dice?

Amor: El blog lo veo más como una forma de publicación que como una forma de escritura per se. Aparte de eso que vos decís, que tiene un impacto escritor-lector inmediato, como si fuera una suerte de periódico.

No digo que no esté bueno, ni que sea poco serio, sino que además de blog, quiero escribir en formato papel, no se si me entiendes.

D.I.T.: Bueno ,a lrevés que yo, justo lo que tengo es paciencia, lo que no tengo es constancia como para ir anotando todo lo que se me ocurre en cuadernos y blocs, simplemente ahora con esto del blog, lo plasmo en el día a día (e incluso guardo un montón de posts por si no se me ocurre nada otro día).

Y no quiere decir nada que no te guste ni Allende, ni García Márquez, ni Borges...mientras que hayas salido de la colección El Barco de Vapor, juassss.


Besotes!

29 de enero de 2008, 20:47  

¿Acaso somos todos hijos del barco de vapor? Ya esta, voy a anotar "Hijos del Barco de Vapor" como nombre de uno de esos blogs que nunca voy a tener.

Totalmente de acuerdo con lo de los fotologs. "Ay, hola, pase. Pasaste?"

Entiendo lo de escribir de lo que uno sabe. Yo tambien he experimentado con mucha cosa que la red no ha visto (por suerte) y si no sabes de lo que hablas, a medida que escribis lo pensas. Porque empezas a inventar. Y tenes la sensacion de que tus inventos hay gente a la cual no la van a convencer.

Al reves pasa lo mismo, cuando lees a alguien que no sabe de lo que habla te das cuenta. Es como esos tipos viejos, que escribian novelas de espionaje en los 60. Ahora no pueden. El mundo cambio. Se les dio vuelta. Lo que escriben suena falso. No es lo mismo.

¿Pero sabes que creo? Que tanto vos como yo tenemos en nuestros respectivos blogs la forma de ir recorriendo ese camino de a poco para ir descubriendo esas cosas que nos lleven a finalmente, escribir de forma decente. Solo hay que seguirlo recorriendo.

Un beso.

1 de febrero de 2008, 9:25  

QUE BUEN BLOG!!! Hijos del Barco de Vapor :D, mete toda la onda.

Lo de los fotologs, la joda es resumir: Hla, pse, ffeame.

Tenés razón, uno va evolucionando :D

Besotes!

1 de febrero de 2008, 15:36  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal